19
Tue, Feb

Análisis a Fondo

Sicarios del periodismo


Francisco Gómez Maza






Tránsfuga de la academia, Ernesto Villanueva padece del síndrome del agua de horchata. Se asume como el campeón de la transparencia y la lucha anticorrupción.
Figura en la lista de la veintena de candidatos a ocupar la presidencia del Instituto Nacional de Acceso a la Información y Protección de Datos Personales, pero él ya se asume

El impresionante bono democrático adquirido por el presidente Andrés Manuel López Obrador, ante el fallido gobierno de Enrique Peña, en cuyas manos florecieron la corrupción, la impunidad, la simulación y el cinismo, está en peligro de deteriorarse por decisiones como la desaparición de las estancias infantiles.

Hay periodistas que han renunciado al mandato que tiene el periodista, de informar y cuestionar al sistema político y económico, sean del signo ideológico que sean los gobernantes. Se olvidaron de que son periodistas y ahora son aplaudidores y propagandistas, en el caso de México, del presidente de la República, Andrés Manuel López Obrador.

El sindicalismo mexicano, en manos de líderes corruptos, no representa los intereses de los trabajadores y menos los defiende. Los trabajadores van al garete, sin rumbo, y son la servidumbre de empresas y empresarios, que no respetan sus derechos plasmados en la Constitución. Los gobiernos de la derecha, especialmente Felipe Calderón y Enrique Peña Nieto, inclusive, reformaron la constitución para beneficiar a los patronos y los trabajadores no disponen de ninguna instancia que los defienda, inclusive del despido de la fuente de trabajo sin indemnización alguna, ya no digamos de los niveles depauperados del salario y de las otrora prestaciones sociales.

More Articles...