14
Fri, Dec

*Se requiere humanizar la política

Zona sismica
Zona Sísmica

Por Marco Polo Aguilar

*Se requiere humanizar la política

*AMLO, ayuda a una mujer a levantarse

*PRI: reniega de su pasado histórico

La situación por la que atraviesa el país se antoja propicia para una introspección urgente y necesaria entre los personajes de la vida política nacional y la propuesta que
Zona Sísmica

Por Marco Polo Aguilar

*Se requiere humanizar la política

*AMLO, ayuda a una mujer a levantarse

*PRI: reniega de su pasado histórico

La situación por la que atraviesa el país se antoja propicia para una introspección urgente y necesaria entre los personajes de la vida política nacional y la propuesta que como individuos y como entes partidistas ofrecen a los ciudadanos.

Más allá de la atención focalizada hacia la pasada contienda electoral, el momento se ha centrado en el ánimo que han despertado en la ciudadanía las propuestas del virtual presidente electo Andrés Manuel López Obrador.

Es imposible desandar el camino y volver al punto de arranque para corregir el rumbo y por ello, se debe de tomar lección de la historia para que la introspección y la autocrítica permitan reconstruir el tejido social, en un México en donde la población vive agraviada y que ni las pasadas alternancias en el gobierno le han permitido un respiro.

Las actuales condiciones políticas en México, son resultado de ésta y anteriores administraciones, por lo que nuestro país vivirá un proceso de recomposición política, social y económica desde el arribó del nuevo régimen encabezado por López Obrador.

En este proceso de recomposición, desde luego, tendrán que privilegiarse respuestas a las condiciones que han dado raíz al surgimiento de problemas sociales en las zonas más deprimidas de México.

Esto no significa que el virtual presidente electo traiga consigo una varita mágica, sino que el ancestral rezago en los niveles de vida de los mexicanos, en especial los campesinos y las comunidades indígenas, requiere para su solución acciones de mediano y largo plazos que, en la medida de lo posible, se encontrarán respuestas coyunturales a algunos de los problemas más perniciosos.

No dudamos que el próximo presidente perseverará en un programa intensivo de beneficio social hacia zonas de las entidades tradicionalmente rezagadas, sobre todo que en esta aterciopelada mudanza ha tenido como rasgo distintivo la tolerancia y el respeto a las diferencias, prueba de ello es la cercanía entre el equipo de transición con el Ejecutivo actual, el de los estados y municipios para la toma de decisiones, particularmente entre los gobiernos de oposición.

Dentro de todo este sistema, la responsabilidad es también de la ciudadanía, quien ha sido pasiva, tolerante y en muchas ocasiones hasta cómplice de los políticos, quienes bajo su mirada han crecido con una imagen de corrupción y de abusos, para darle a la noble tarea de la política un sentido muy distinto al de ser gestor del bien común y transformar de una manera positiva a la sociedad.

En días pasados, al revisar mi archivo de documentos, encontré un artículo que hace tiempo escribió Beatriz Pagés sobre el ex gobernador de Guerrero, Alejandro Cervantes Delgado sobre su libro Un Guerrero Sin Violencia y que define, con toda precisión y claridad al “auténtico político”.

Asegura que al leer el libro del fallecido ex gobernador de Guerrero, Alejandro Cervantes Delgado, “deja un sabor a nostalgia por el político de antes o tal vez debamos decir que por el auténtico político”.

“Esa clase de individuo que ya no existe, que ha pasado a formar parte de una especie en extinción y que debe ser revivido, rescatado, resucitado. Alejandro Cervantes Delgado se nos revela a través de sus discursos, declaraciones y confesiones más íntimas, como uno de esos funcionarios que se hicieron políticos abrevando en las entrañas de la nación”, señala.

“No se trata de caer en el lugar común de que todo tiempo pasado fue mejor. Se tata de resaltar el hecho de que mientras la generación de Cervantes Delgado fue educada y formada -para bien y para mal-, dentro de las entrañas de la nación; la otra generación, la actual, la de hoy, ha sido maquillada con los valores de la globalización”, dice

“Cervantes Delgado forma parte no solamente de otro México, sino de otro PRI. El PRI de antaño tenía madre, es decir, tenía valores, doctrina, principios, héroes, es decir, Patria; mientras que el PRI del siglo XXI o lo que quieren llamar el Nuevo PRI, es un partido fuera del útero. Ha fusilado sus principios, reniega de su pasado histórico, se avergüenza de sus orígenes revolucionarios”, comenta.

Y argumenta: “El haber sido normalista le permitió al ex gobernador de Guerrero respirar al país. Lo sintió a través de la piel, de la inteligencia, de los ojos y del corazón. Se vivía la humanización de la política en contraste con la tecnocratización del poder que predomina hoy. ¿Cuál es la diferencia? Los priistas de antaño -con todo y su elementaridad o aldeanismo; con todo y su proclividad a la corrupción y a la arbitrariedad-, estaban más cerca de los que los politólogos europeos llaman actualmente la Tercera Vía. ¿Qué quiere decir esto? Significa que había una preocupación más social, significa que la dirección política que se dio al desarrollo permitió a muchos pobres obtener derechos, prestaciones y servicios que antes no tenían”.

“Dejó testimonio de que la reacción del pueblo, de la sociedad, no puede ser la misma cuando se le trata bien, que cuando se le trata mal. No puede ser lo mismo un gobernante con ética que sin ella, no puede ser igual un funcionario montado en la soberbia que en la sencillez, la respuesta de la comunidad tampoco es la misma si las acciones de gobierno en lugar de estar dirigidas a satisfacer las necesidades de la mayoría, se orientan a privilegiar a un grupo de empresarios, banqueros y hombres del poder”, finaliza.

La descripción de un “autentico político” por parte de Beatriz Pages, priista de “hueso colorado” que compitió con mala suerte por un escaño hacia el Senado de la República, sirve con argumento fiel de porqué Andrés Manuel López Obrador, virtual presidente electo, tuvo el tiempo y las formas para confeccionar en dos sexenios el tsunami electoral del primero de julio.

Tan sólo, como presidenciable fue el candidato que más ciudades y estados visitó durante su campaña. Su recorrido fue a lo largo y ancho del país con más de 102 ciudades, distribuidas en 26 entidades, según reportes del INE.

A mediados de junio asistí a un acto en donde Andrés Manuel López Obrador hacía el cierre de su campaña y la de los candidatos de Morena por la delegación Venustiano Carranza, en la Ciudad de México. Luego de que las autoridades delegacionales le ”boicotearon” dos lugares en los que iba a presentarse -recuerdo que hasta un circo le pusieron en la explanada delegacional-, se fue a “refugiar” al Parque de los Periodistas Ilustres, en el que concentró a miles de personas.

Al término del evento, los mares de militantes y simpatizantes que acudieron no dejaban avanzar el vehículo que lo transporta, lo que provocaba tumultos. Antes de llegar a la avenida Fray Servando Teresa de Mier, sobre la avenida Congreso de la Unión, cayó una mujer al pavimento, a lo que López Obrador ordenó detenerse, se bajó de la camioneta en que viajaba y ayudó a la mujer a levantarse, lo que generó aplausos y porras. ¿Será eso humanización de la política? ¿Qué opinas distinguido lector?

Movimientos telúricos…Y ya que hablamos de la experiencia humana dentro de la política, el presidente municipal electo por Morena, de Chilchota, Michoacán, Eduardo Ixta Álvarez, proveniente de una cultura del esfuerzo, el haber estado cerca a la gente le favoreció para obtener un triunfo contundente ante el priista Oscar Álvarez, a quien lo venció por más de tres mil votos…señaló Ixta Álvarez que gobernará sin distingos para beneficio de todo el municipio…”El contar con mayoría de representantes en el Congreso de la Unión y la Presidencia de la República por parte de Morena, despierta mejores expectativas para que haya mayores beneficio para Chilchota”, destacó el presidente municipal electo….Una buena adquisición hizo el Senado de la República en la persona del comunicador Abelardo Martín, quien ya desde las elecciones pasadas en el Estado de México tenía acercamiento con el partido Morena…Abelardo Martí trae un programa de Comunicación Social que va a la par con el diseño de Gobierno que piensa aplicar Andrés Manuel López Obrador…This email address is being protected from spambots. You need JavaScript enabled to view it.

BLOG COMMENTS POWERED BY DISQUS