22
Mon, Oct

Noticias recientes

Para muchos legisladores federales, ocupar una curul de San Lázaro y codearse de vez en cuando con líderes de partidos o personajes de la política nacional, les hace creer que ya pueden tener la puerta abierta para pelear o exigir una candidatura relevante en sus entidades. En el caso de Morelos, desde la “Obama Magus”, el “Gato García”, Lucy Meza o Bolaños Aguilar, así como Matías Nazario o María Eugenia Ocampo, están frotándose las manos con el objetivo de que en el 2018 ellos puedan estar en las peleas locales.

El trabajo legislativo requiere de continuidad por parte de los diputados locales del Congreso de Morelos, sobre todo, en las iniciativas que se presentaron en primera lectura por parte de los diputados de la LII Legislatura, mismas que se quedaron en la “congeladora” y podrían ser relevantes o de interés para los tiempos actuales, donde por cuestiones políticas o tiempos en los períodos no tuvieron la continuidad en el trabajo para su aprobación.

De qué sirve que se presuma, desde el Gobierno, con la creación de empleos mes a mes, si la inmensa mayoría de puestos de trabajo nuevos es de carácter temporal. O sea de un mes, dos meses, tres meses. Como en el mismo seguro donde contratan temporalmente a las enfermeritas o despiden al personal de intendencia, dejándolos a media calle y sin calzones.

 

Eso es hacerle al tío Lolo, tratando de dar atole con el dedo a la opinión pública que, a los ojos de los gobernantes, aparece como si fuera tonta.

Las cifras son engañosas, los responsables de manipularlas, mentirosos. Además hay que tomar en cuenta el elemento fundamental del trabajo.

La mano de obra la están pagando los empleadores muy barata y a los trabajadores no les alcanza ni siquiera para adquirir una Casa Blanca en Las Lomas de Chapultepec, o una lujosísima casa de campo en Malinalco en el estado de México. O ya de perdida viajar a Nueva York para visitar la ya desapareciente Estatua de la Libertad, antes que la mande tumbar el gobierno fascista de Donald Trump, (¡Y tanto que presumían los gringos de vivir en un país en el que florecían todas las libertades humanas, personales y presumía de ser tierra fértil de libertades y un crisol de razas, colores de piel, idiomas, bellezas entre otras maravillas.

Además, ni el Instituto Mexicano del Seguro Social, ni la Secretaría del Trabajo y Previsión Social, ni el Instituto Nacional de Estadística, Geografía e Informática (INEGI), ni la Secretaría de Hacienda, ni el Banco de México, ni los sindicatos pareciera que tiene información de los sueldos y salarios que perciben los nuevos socios del mundo del trabajo, que en general son empleaditas, meseritas, dependientitos de tiendas de conveniencia, ayudantes de albañil, personal de limpieza y de seguridad privada, mozos, lavaplatos, entre otros de ninguna importancia.

Reportó el IMSS que en el pasado enero de 2017 se crearon 83 mil 292 empleos Según el IMSS, es la mayor apertura de plazas para un mes similar desde 2008. Pero de esos 83 mil solamente 15 mil 850 puestos de trabajo fueron permanentes. La mayor parte, como lo ha reportado el INEGI, fueron de carácter temporal,

Las entidades que tuvieron un mayor repunte de empleos fueron Baja California Sur, Quintana Roo y Tlaxcala, reportó el IMSS. El número de trabajadores afiliados al IMSS ascendió a 18 millones 699 mil 916 en enero de 2017 (lleva añísimos en esos niveles, amigos; no se deje engañar), lo que significó la generación de 83 mil 292 nuevos empleos formales en el primer mes del año.

De acuerdo con datos del IMSS, la de este enero es la apertura de plazas laborales más alta para un mes de enero desde 2008, cuando se registró la incorporación de 107 mil 612 trabajadores. Sin embargo, amigos, y aquí está la trampa, la mentirota, la mayor parte de los empleos que se reportaron durante enero de este año fueron soportados por plazas de carácter eventual.

Los datos de la institución detallaron que de los 83 mil 292 puestos registrados en el Seguro Social en enero, 67 mil 442, es decir, 81% fueron temporales, mientras que los restantes 15 mil 850, equivalentes a 19%, fueron plazas permanentes. En los últimos seis años, esos porcentajes se han mantenido relativamente constantes. Las cifras del instituto detallaron que la creación de puestos laborales fue impulsada por el sector agropecuario, que reportó un crecimiento de 5.7% en el primer mes de este año, seguido de la transformación, con un avance de 5%, y los servicios para empresas, con 4.8%.

El comercio reportó una expansión de 4.3%, mientras repuntaron 4.2% en transportes y comunicaciones. Pese a las dificultades que ha reportado el sector industrial, la construcción tuvo cifras positivas al registrar un alza de empleos de 3.4%. Las únicas actividades con un desempeño negativo en la generación de empleos fueron la extractiva y la eléctrica, según el IMSS, Presumen los del gobierno que las entidades federativas con mejor dinámica para la apertura de empleos formales fueron Baja California Sur, Quintana Roo y Tlaxcala, que tuvieron aumentos superiores a 9%. También reportaron un buen desempeño estados como Querétaro, Jalisco, Aguascalientes, Michoacán, Baja California, Guanajuato, Puebla y San Luis Potosí, todos por encima de 5%. Afectadas por la debilidad del sector energético, particularmente de las actividades relacionadas con la producción del petróleo, Campeche, Tabasco y Veracruz fueron las únicas entidades donde se reportó la pérdida de empleos en el primer mes de este año. De manera interanual, es decir, contabilizando las cifras de enero de 2016 hasta las de este año, se reporta una generación de empleos de 746 mil 713, lo que equivale a una tasa anual de 4.2%. Si bien es una cifra que compara favorablemente respecto a dinámicas de años pasados, los expertos en materia laboral afirman que México requiere la generación de más de un millón 250 mil  puestos de trabajo para dar oportunidad a los jóvenes que se incorporan a la población económicamente activa.

This email address is being protected from spambots. You need JavaScript enabled to view it.

This email address is being protected from spambots. You need JavaScript enabled to view it.

  1. analisisafondo.com

@AFDiario

@analisisafondo

@AFDiario

@ANALISISAFONDO

Más de 6 mil trabajadores de 135 empresas del País fueron capacitados durante 2016 por la Secretaría del Trabajo y Previsión Social (STPS), a través del Programa de Apoyo para la Productividad (PAP).

 

Con ese programa, la STPS busca mejorar las competencias laborales en beneficio de los trabajadores y de sus compañías.

 

EL PAP contempla la estrategia “Capacitación para Incrementar la Productividad”, integrada por tres componentes enfocados a que los empleados identifiquen áreas de oportunidad que les permitan mejorar su rendimiento laboral y aumentar su empleabilidad.

 

Uno de esos elementos es la Capacitación Específica con Base en Estándares de Competencia, orientada a obtener una certificación conforme al perfil ocupacional del trabajador y con el que el año pasado se beneficiaron mil 588 empleados.

 

Aparte de propiciar la adquisición de conocimientos, este curso desarrolla o fortalece habilidades que permitirán un óptimo desempeño de funciones productivas.

 

Otro componente es el Estímulo a la Certificación de Competencias Laborales, mediante el cual 223 trabajadores obtuvieron en 2016 un documento oficial expedido por el Consejo Nacional de Normalización y Certificación de Competencias Laborales (CONOCER), con el que se acreditan sus experiencias y destrezas para realizar una función específica.

 

Un tercer elemento es el Curso Productividad y Empleabilidad en el Ámbito Laboral, cuyo objetivo es sensibilizar y acordar estrategias para aumentar el rendimiento del trabajador y desarrollar su empleabilidad.

 

De los 6 mil 19 trabajadores que tomaron este curso impartido por la Dirección General de Capacitación, Adiestramiento y Productividad Laboral de la STPS, 2 mil 413 fueron mujeres y 3 mil 606 hombres; y de las 135 empresas atendidas en 19 estados del País, 5 corresponden al Sector Comercio, 33 al Industrial y 97 al de Servicios.

 

Dado que la competitividad y la productividad son hoy en día los principales determinantes del desarrollo económico y el bienestar social, una fuerza laboral sólidamente preparada se convierte en el motor de todo centro de trabajo.

 

Por ello, uno de los objetivos del Plan Nacional de Desarrollo 2013-2018 (PND) es promover el empleo de calidad, lo que implica, entre otras acciones, consolidar políticas activas de capacitación, fomentar el incremento de la productividad laboral, promover la pertinencia educativa, y generar competencias y la empleabilidad.

Publicidad
Registrate gratis a nuestro boletín de noticias en tu correo electronico
Terms and Conditions