22
Sun, Sep

Debaten iniciativa de reformas a los artículos 17 y 51 de la Ley Orgánica del Congreso General

Cámara de Diputados
En la sesión de este martes, diputados de los diversos grupos parlamentarios debatieron la iniciativa que reforma los artículos 17 y 51 de la Ley
En la sesión de este martes, diputados de los diversos grupos parlamentarios debatieron la iniciativa que reforma los artículos 17 y 51 de la Ley Orgánica del Congreso General, presentada por integrantes de la Junta de Coordinación Política, luego de ser incluida en el orden del día con dispensa de trámites.



Conforme al documento suscrito por los coordinadores de los grupos parlamentarios de Morena, PT y PVEM, proponía establecer nuevos criterios para la elección de la Mesa Directiva de la Cámara de Diputados e integrarla por un presidente, 4 vicepresidentes y un secretario propuesto por cada grupo parlamentario con la posibilidad de ser reelectos.



Precisa que cuando un grupo parlamentario por sí mismo tenga mayoría absoluta, la Presidencia de la Mesa Directiva recaiga en uno de sus integrantes durante un lapso de tres semestres legislativos, comprendidos cada uno de éstos por un periodo de sesiones ordinarias y el receso inmediato posterior, garantizando que para los semestres legislativos posteriores la Presidencia recaiga, en orden decreciente, en un integrante de los tres grupos parlamentarios con mayor número de diputados que no la hayan ejercido.



En este caso, propone que la elección se lleve a cabo durante la sesión preparatoria del año de ejercicio que corresponda o, a más tardar, en la última sesión del periodo ordinario anterior al del ejercicio. Cuando no se actualice dicha condición, los integrantes de la Mesa Directiva durarán en sus funciones un año.



Agrega que la Presidencia de la Mesa Directiva no recaiga en el mismo año legislativo en un diputado que pertenezca al partido que presida la Junta de Coordinación Política, salvo en el caso previsto en el artículo 31, numeral 3.



Además, modificar el artículo 51 para precisar que el director general de Asuntos Jurídicos será nombrado y removido por la Conferencia para la Dirección y Programación de los Trabajos Legislativos. Deberá informar a los integrantes de la Conferencia el sentido general en el que se desahogarán los asuntos relevantes para el desarrollo de las funciones institucionales de la Cámara y será instruido por dicho órgano en relación con el ejercicio de sus funciones.



El documento destaca que en la actualidad el artículo 17 dispone, en su numeral 7, un supuesto a partir de la cual la Mesa Directiva de la Cámara de Diputados debe ser presidida en forma alternada, en cada año de la legislatura, por representantes de los tres grupos parlamentarios con mayor número de integrantes, en forma decreciente.



Menciona que la obligación legal de diversificar en tres tantos la presidencia cameral por anualidad, no significa en este contexto un elemento esencial de gobernabilidad en una inestable pluralidad partidaria, sino que ahora constriñe indebidamente la actualización del principio democrático de justa representatividad.



El diputado Rubén Terán Águila (Morena) aclaró que la decisión que han tomado los legisladores de su bancada es de su grupo parlamentario y “no viene de afuera”. La propuesta, dijo, busca equilibrar la representatividad y hacerla más equitativa. “Una justa representación en tiempo, pero también en formas”.



Resaltó que las reformas “son producto de nuestro triunfo electoral y lo estamos haciendo de la manera más responsable posible; no existe avasallamiento, simple y sencillamente hoy debemos entender que la realidad parlamentaria dista de hace tiempo”. Aclaró que su propuesta la hacen con la convicción de que “necesitamos los elementos y las formas para poder transformar a este país”.



Al fijar su postura, el diputado Marco Antonio Adame Castillo (PAN) afirmó que votaría en contra, porque es una iniciativa intempestiva que busca impedir que su grupo parlamentario asuma la presidencia de la Mesa Directiva, y se ha preferido un “albazo legislativo, por encima de la gran reforma al Congreso”, lo cual, consideró, “es un despropósito, una aberración y un abuso de poder”. Pidió que no se “ahogue” el diálogo democrático ni los acuerdos “bajo el peso de una mayoría mecánica, artificial y acrítica”.



Indicó que en tiempos de grandes transformaciones y riesgos innegables para la vida social y política se requiere claridad y firmeza. “Hace algunas horas se habló de que el tema era la transición, pero ante los hechos de esta sesión, se puede decir que el asunto es la regresión autoritaria”. Dijo que se debe centrar la discusión en la defensa de la democracia, las libertades y la pluralidad” y planteó que si no hay acuerdo para dirigir la mesa directiva antes del 5 de septiembre no puede recurrirse a cualquier solución, sino “actuar con apego y respeto a la ley, a la palabra, el honor y a la democracia”.



La diputada Dulce María Sauri Riancho (PRI) dijo desde la tribuna que el día de hoy será guardado en la memoria indeleble del Congreso mexicano, pues se enfrenta a una gran disyuntiva histórica: o se consolida en el pluralismo y la democracia interna o se da paso a la regresión autoritaria de final impredecible.



Sauri Riancho señaló que el Diario de los Debates será testigo de las palabras y hechos que se han suscitado en el Congreso y que buscan restaurar una forma autoritaria para ejercer el poder. “Se tiene que optar por el pluralismo y el respeto a las minorías en el Congreso y en todo el mundo político”, mencionó.



Gerardo Fernández Noroña, diputado del PT, dijo que se tiene que respetar a las minorías, pero también es necesario realizar reformas para acabar con las cuotas ya que son, aseveró, una perversidad de la actividad política. Mencionó que la fuerza mayoritaria representa al pueblo y reconoce a las fuerzas menores.



Agregó que los gobiernos anteriores son responsables de los obstáculos a los que en la actualidad se enfrenta en el país; la población demandó los resultados de los gobiernos que antecedieron al actual y lo manifestaron el pasado 1 de julio del 2018. “En 2024 se volverá a manifestar la decisión del pueblo”, mencionó.



De Movimiento Ciudadano, el legislador Juan Carlos Villarreal Salazar, dijo que votarían en contra porque la reforma no es urgente ni necesaria, y porque es necesario que el Legislativo sea un contrapeso efectivo en donde las voces críticas y propositivas no pueden ser tratadas como una simple instancia de trámite.



Es importante tomar una determinación decisiva para que la oposición y el pluralismo que pretenden eliminar con esta modificación sigan vivos y se fortalezcan en la vida democrática. “La pluralidad del Congreso reivindica los derechos de las mayorías y minorías para participar en la conducción del país. Defenderla y exigir el respeto de la Ley Orgánica es, en esencia, evitar que se den a ciegas las riendas de este país a una sola voluntad”.



El diputado Antonio Ortega Martínez (PRD) señaló que la crisis que “hoy vemos en la Cámara tiene como origen un problema de legalidad y legitimidad”. Subrayó que el 5 de septiembre de 2018 hubo un acuerdo de todos los legisladores, “el cual no se está cumpliendo”.



Mencionó que en los últimos meses el equilibrio de poderes se ha inclinado decididamente en favor del Ejecutivo y “el Legislativo no ha ejercido todas sus facultades”. Consideró que “de nueva cuenta se hace una ley a la medida, una ley con dedicatoria, se daña el principio fundamental de la generalidad de la ley y la abstracción”.



Al pronunciarse en contra, la diputada Adriana Gabriela Medina Ortiz (MC) expresó que la ley vigente es necesaria para hacer viable el desarrollo de la democracia. Veinte años ha durado el discurso sobre la congruencia pluralista, pero hoy el vértigo del poder parece favorecer a la incongruencia; esta pretensión pone en riesgo la pluralidad democrática de esta Cámara, advirtió.



“Compañeras y compañeros, les hago un llamado a la conciencia democrática, a las convicciones y a la racionalidad pluralista, no voten a favor de esta iniciativa, no vulneren el Poder Legislativo”, subrayó.



Ante el pleno, el diputado Javier Hidalgo Ponce (Morena) pidió aceptar la propuesta, ya que aporta justo la representatividad que se tiene, exactamente lo que se representa. “Hablar de pluralidad y democracia en el Congreso sería que se tenga el valor de reconocer el tamaño de cada partido”.



Agregó que democracia es tener la representación tal cual de lo que la gente votó, es inexplicable que se quiera, con el 15 por ciento, representar el 33 por ciento de esta Legislatura.



La diputada Cynthia Iliana López Castro (PRI) indicó que su fracción parlamentaria no apoya la propuesta, pues incumple los acuerdos y demuestra su desprecio hacia la democracia y la pluralidad.



“La Cámara de Diputados no puede estar dirigida sólo por una fracción partidista, porque esto no permitiría plasmar con justicia la pluralidad mexicana”, argumentó.



El diputado del PT, Benjamín Robles Montoya, añadió que con esta reforma se contribuye a la inclusión, toda vez que promueve la función de cada grupo parlamentario, de acuerdo con su representación.



“Esta reforma garantiza que se siga teniendo una Mesa Directiva global y el comienzo de un nuevo régimen democrático de este órgano legislativo; es decir, se terminan los viejos acuerdos de repartirse el poder”, aseveró.



La diputada Madeleine Bonnafoux Alcaraz (PAN) recalcó que se vive “una violación a nuestra Constitución”. Enfatizó que este órgano legislativo se constituyó el 31 de agosto de 2018, por lo que la reforma presentada en los términos planteados “es una violación total a la retroactividad de la ley”.



Sostuvo que su grupo parlamentario logró de forma democrática ser segunda fuerza en la Cámara de Diputados, por lo que “tenemos todo el derecho, como está en la ley, de presidir esta asamblea”.



De Morena, el diputado Hirepan Maya Martínez expresó su desacuerdo en que se quiera bloquear la voluntad mayoritaria del pueblo. Afirmó que se acabó el tiempo del neoliberalismo, “como se ha acabado el tiempo de la derecha en el poder en México; el pueblo manda en este país”.



Aclaró que en su grupo parlamentario “debatimos los acuerdos que tomamos, presentamos argumentos, siempre bajo el objetivo de fortalecer nuestra unidad, nuestra idea política y legislativa de avanzar en la Cuarta Transformación que está viviendo nuestro país”.



La diputada Mónica Bautista Rodríguez (PRD) manifestó su voto en contra por considerar que cualquier modificación a la Ley Orgánica sería retroactiva, inconstitucional y violatoria del principio de progresividad de los Derechos Humanos. “Tenemos la obligación de ampliar su alcance y protección en la mayor medida posible para lograr su plena efectividad, de los cuales forma parte el principio de irretroactividad de la ley”.



Indicó que la alternancia en la titularidad de la presidencia de la Cámara de Diputados “ni nos llevará a la ingobernabilidad, ni pondrá en riesgo las reformas que quieren llevar a cabo, pero sí pondrá en tela de duda la legalidad de los actos que hoy se produzcan; tampoco se generará una crisis constitucional por vacíos legales como pretenden argumentar, porque los mecanismos legales para evitarla están dados sin que Morena presida”, de ahí la necesidad de encontrar una solución inmediata, agregó.



Enseguida, el diputado Reginaldo Sandoval Flores (PT) rechazó que se haya violado la ley en este proceso y que, si se llegara “al vacío del 5 de septiembre, estaríamos en una dificultad mayúscula”. Afirmó que la nueva realidad del país implica la ruptura de una forma de hacer política y de ver a México, “ya no hay autoritarismo, hay libertad y democracia y en una democracia las mayorías son las que ganan”.



Al anunciar su voto en pro, dijo que el mandato del pueblo es desmontar el andamiaje jurídico de 36 años del modelo neoliberal porque ahora se gobierna para el pueblo de México, en favor de los que menos tienen. “Estamos en la ruta de aprobar esta reforma y tengan la plena seguridad que lo vamos a lograr, a pesar de los gritos, los berrinches y vituperios que han expresado”.



La diputada Mariana Rodríguez Mier y Terán (PRI) reconoció que las minorías parlamentarias son esenciales para el funcionamiento del parlamento en un Estado de derecho.



En su posicionamiento desde tribuna sostuvo que la minoría hoy es necesaria en el pluralismo, porque en un parlamento democrático se debe hacer caso no sólo a la opción mayoritaria sino a la voluntad popular.



El diputado Ignacio Benjamín Campos Equihua (Morena) señaló que esta reforma plantea la evolución de la Cámara de Diputados y logra acuerdos que permitan llevar a México a un mejor puerto.



Invitó a los diputados a llegar al consenso y evitar la ingobernabilidad de esta Cámara de Diputados; debemos transitar a través de la vía democrática y pacífica, acotó.



El legislador panista, Jorge Arturo Espadas Galván, manifestó su voto en contra, ya que se vulnera el procedimiento parlamentario al no haber sido turnado este documento a una comisión para su análisis.



“Dicen que hay que ser democráticos y repartir los cargos en la Mesa Directiva de acuerdo a su representación; sin embargo, hoy de un plumazo se desea aprobar una reforma que no respeta la democracia del país”, apuntó.



El diputado José Luis Montalvo Luna (PT) refirió que el pasado 31 de agosto se planteó una fórmula para dirigir la Mesa Directiva de la Cámara de Diputados y como lo establece el artículo 17 de la Ley Orgánica del Congreso General, para hacer efectiva esta condición se requieren, de menos, dos tercios del voto de los presentes, y la propuesta presentada no la obtuvo.



Subrayó que en un Estado de derecho la condición de inconformarse es legítima, pero “la pregunta es si hay condición para hacerlo”.



Del PRD, la diputada Guadalupe Almaguer Pardo enfatizó que no se trata de números, “se trata de una flagrante violación al artículo 17 de la Ley Orgánica del Congreso General”.



Dijo que la mayoría “quiere hoy violentar la ley y hacer una ley a modo, artificial, con chapulineos que buscan impunidades en los estados y en la Ciudad de México”.



Al hablar a favor, el diputado de Morena, Sergio Carlos Gutiérrez Luna, afirmó que la reforma propuesta otorga “lo que en derecho corresponde. Nosotros tenemos el 50 por ciento, nos toca, por lo tanto, el 50 por ciento del periodo para el que fuimos electos y por el que estamos aquí. Así de claro, así de sencillo”.



Rechazó que se haya violado la ley, pues en la actualidad permite que el Pleno vote por dos terceras partes el cargo de la Mesa Directiva “y ustedes tienen que entender que esa voluntad los supera, los abruma y es quien decide aquí, en esta Cámara”. Añadió que el artículo 17 en su séptimo párrafo establece la rotación anual de la presidencia, pero su primer párrafo señala que los integrantes de la Mesa Directiva tienen derecho a ser reelectos y no establece ninguna restricción. “Hacerse víctimas no funciona, alegar que se viola la ley tampoco, no ha habido ninguna violación, ni parlamentaria, ni de fondo, ni de procedimiento”.



Del PRI, el diputado Pablo Guillermo Angulo Briceño dijo que es un profundo agravio para debilitar al Poder Legislativo y que no sea contrapeso ante las ocurrencias y la falta de resultados del Poder Ejecutivo. Añadió que se está “haciendo costumbre” presentar iniciativas que van en detrimento de la democracia, sin otro argumento que la intención de instaurar un régimen autoritario y una dictadura.



Propuso un acuerdo y mantener el equilibrio con todas las fuerzas políticas para realizar un periodo de sesiones con temas tan trascendentales como el próximo presupuesto, “donde si iniciamos bien, concluiremos bien en beneficio de México. Si iniciamos con estos atropellos no quiero imaginar lo que están previendo para el presupuesto para seguir lastimando a las y los mexicanos”.



El diputado Luis Enrique Martínez Ventura (PT) sostuvo que el ejercicio legislativo de esta sesión ha sido enriquecedor porque es la facultad que tienen los legisladores y el mandato que les confiere el pueblo.



Dominan en el debate, dijo, quienes acusan de autoritarismo, el derecho que se tiene de ejercer la mayoría y de falta de sensibilidad y desmemoria de los que integran la alianza por no otorgar un derecho ganado. “Creo que en esta Legislatura los tiempos cambiaron, la sociedad evoluciona y con ella sus prioridades, que la alianza tuviera una mayoría”.



Por su parte, Higinio del Toro Pérez (MC), al fijar su postura dijo que, como nunca, mintieron sobre un acuerdo de Jucopo para traer esa resolución al pleno y, aún más grave, sometieron y aprobaron un dictamen que ni si quiera la Mesa Directiva había recibido; es un día histórico porque eso jamás había sucedido”.



Respecto de la construcción democrática de la Cámara de Diputados, el diputado de MC citó un discurso del presidente de la Mesa Directiva: “Mi conciencia me dice que debo afrontar las dificultades que el voto popular ha querido imponerme”.



En su posicionamiento a favor, el diputado Marco Antonio Andrade Zavala (Morena) señaló que la democracia proviene del mandato popular y los ciudadanos mexicanos decidieron en las urnas. “La ciudadanía habló claro, fuerte y optó por un cambio”.



Refirió que el proceso de renovación de la Mesa Directiva actual se ha tratado de manera legal, ya que el diputado postulado no alcanzó la mayoría calificada de las dos terceras partes, por lo cual se ha actuado con absoluta legalidad, aseguró.



El diputado Adolfo Torres Ramírez (PAN) externó su desacuerdo con esta modificación, porque la democracia está en riesgo latente por un efecto perverso para aplastar a las minorías. “No vamos a permitir que se viole el proceso legislativo; es urgente hacer valer la ley”.



En representación de Morena, el diputado Rubén Cayetano García resaltó que esta modificación normativa, a la par de impulsar la rotación de la Mesa Directiva, fortalecerá la figura del director general de Asuntos Jurídicos con el propósito de evitar que el Presidente de este órgano legislativo se convierta en juez y parte en los juicios de amparo; asimismo, se robustece el Estado de derecho.



La diputada Martha Tagle Martínez (MC) resaltó que lo importante es darle resultados a la gente y discutir temas como los de salud y medicamentos, los feminicidios, y “¿por qué no nos estamos preparando para recibir el Paquete Económico que llega el 8 de septiembre?; eso es lo que le importa a la gente, no quién presida la Mesa Directiva”.



De Morena, el diputado Jaime Humberto Pérez Bernabe indicó que la reforma que se plantea tiene como finalidad acabar con una forma de corrupción parlamentaria expresada a través de cuotas partidistas. La modificación a la Ley Orgánica del Congreso General dará más gobernabilidad y “estaremos juntos respetando siempre a los que opinan distinto a nosotros”.



Previamente, se rechazaron 13 mociones suspensivas presentadas por las diputadas y diputados del PAN, Ricardo Villarreal García, Verónica María Sobrado Rodríguez, Dulce Alejandra García Morlan, Miguel Alonso Riggs Baeza, Sarai Núñez Cerón, Mario Mata Carrasco, Annia Sarahí Gómez Cárdenas, Evaristo Lenin Pérez Rivera, Éctor Jaime Ramírez Barba, Josefina Salazar Báez, Karen Michel González Márquez y María Marcela Torres Peimbert, así como Juan Carlos Villarreal Salazar, de MC, para no discutir la reforma.



Momentos antes, se aprobó por votación económica la modificación del orden del día para incluir esta iniciativa con dispensa de trámites presentada por integrantes de la Junta de Coordinación Política (Jucopo) para reformar el artículo 17 y 51 de la Ley Orgánica del Congreso General.








BLOG COMMENTS POWERED BY DISQUS