01
Wed, Dec

LOS TRES MANDAMIENTOS del peje

Nacional
La traición está en el gene de Andrés Manuel López Obrador, que construyó su carrera política en base a engañar a sus protectores


La traición está en el gene de Andrés Manuel López Obrador, que construyó su carrera política en base a engañar a sus protectores


En su periodo presidencial, ha solapado la corrupción entre sus familiares, entre ellos tres de sus hermano, Pío, Martín y Ramiro


Desde su época de “luchador social”, Andrés Manuel López Obrador ha propagado a los cuatro vientos que tiene tres preceptos: no robar, no traicionar y no mentir-

No obstante, que los repite a cada momento y en cada oportunidad, el también conocido como “el presidente” o el “peje” viola a cada momento sus tres “mandamientos”.

A saber: en sus diarias conferencias de las mañaneras –ahora conocidas también como las plañideras—miente sin ningún rubor, de acuerdo con diversas publicaciones y encuestas serias, ya superó las cien mil mentiras. Y contando.

Las más frecuentes, son las que “ya se acabó la corrupción”.

A pesar de las evidencias, niega con mucha seguridad las acciones de corrupción de sus propios familiares, como muestra de la práctica de esta nefasta acción, tres de sus hermanos han sido captados en el momento que reciben fajo de billetes para la “causa”, es decir para el Peje, para su “movimiento”, su campaña y su faltriquera.

Tres de sus hermanos; Pío, Martin y Ramiro disfrutan de la impunidad que les da ser fraternos del “presidente más honesto que ha tenido nuestro México”.

Su prima Felipa Obrador, ha sido y es beneficiada con contratos millonarios sin licitación, de la otrora gran empresa nacional, como fue Petróleos Mexicanos (PEMEX)

Las acciones corruptas de los familiares más cercanos del Peje han sido y son fueron difundidas por videos, en el momento de recibir varios millones de pesos en efectivo

Pío Lopez Obrador fue captado en el momento en que recibió fajos de billetes en bolsas de papel de parte de David León, funcionario del gobierno de Chiapas que tenía el cargo de director de coordinación nacional de Protección Civil, en el sexenio de Manuel Velasco Coello

A la fecha, no existe ninguna carpeta de investigación abierta para Pío. Ni para Martín, ni para Ramiro, ni para Felipa. Es decir, plena impunidad para los familiares del Peje.

En estos casos, el “presidente más honesto y querido de México”, no ha dicho ni pio.

Sin embargo, con enorme cinismo expresó que recibir dinero en forma clandestina en época de elecciones, no es un acto de corrupción, sino que es una forma de aportación en efectivo para la campaña presidencial destinada para el llamado “movimiento de regeneración nacional” cuyo acróstico es “morena”, con un fuerte tufo religioso.

Sus frecuentes mentiras que emite el “presidente” son combatidas con otras mendacidades en una nueva sección de las “plañideras”, que se llama “quien es quien en las mentiras”, a cargo de una funcionaria de la Coordinación de Comunicación Social, Ana Elizabeth García Vilchis, que solo difunde los textos que le entrega el ínclito Jesús Ramírez Cuellar.

El mandamiento “no robar”, no aplica para el mismo presidente ni para sus más cercanos familiares.

El segundo mandamiento de no mentir es destrozado todos los días durante la trasmisión de sus tradicionales “mañaneras” o “plañideras”, muchas de las cuales son de las más estultas:

México supera en economía a los Estados Unidos. Otra, hemos domado a la pandemia; tenemos suficientes vacunas.

Una más: hay menos delincuencia; todos los días se atiende el programa de “bienestar para las personas más necesitadas”.

Hemos superado el problema del robo de combustibles, sin embargo, el famoso huachicol- que sigue más activo que nunca.

El tercer mandamiento, es el de no traicionar. No obstante, es el que más veces ha violado:

La larga cadena de traiciones inicia con el insigne poeta tabasqueño Carlos Pellicer Cadena, que le abrió las puertas de su casa al joven Andrés Manuel, cuando fue repudiado del domicilio familiar, luego que asesinó de un balazo en la cara a su hermano menor José Ramón.

Nunca se supo del móvil, existen varias versiones, una de ellas que ambos jóvenes estaban forcejeando por una pistola, propiedad del padre de ambos, Andrés López.

El cadáver del joven José Ramón quedó a las puertas del negocio familiar, un local en la que se vendía ropa de origen americano, en ubicada en el marco central de la ciudad de Villahermosa, Tabasco.

López Obrador traicionó al poeta, no obstante que le brindó toda clase de ayuda y que le abrió camino en su carrera política.

Otra traición fue a otro de sus mecenas, el ex gobernador de su natal Tabasco, Enrique González Pedrero, que le ofreció diversos cargos en su administración, le dio la espalda cuando no lo nombró candidato a presidente municipal de Macuspana.

La traición más conocida, el Peje le dio la espalda y quien le ofreció toda clase de ayuda, consejos, recursos de toda clase, La traición fue para el ingeniero Cuauhtémoc Cárdenas.

La traición más conocida fue para el PRI, partido al que abandonó para incorporarse al Partido de la revolución Democrática. Más tarde sería el ´presidente del PRD, cargo que le fue entregado sin consulta ni votación por su entonces titular, Octavio Romero Oropeza.

EL peje abandonó este partido conocido como el del “sol azteca” que lo hizo dos veces candidato presidencial, que le dio infinitos recursos económicos y que lo lanzó en dos ocasiones a la Presidencia de México.

Otras sendas traiciones la sufrieron los “chuchos”, Jesús Zambrano y Jesús Ortega, dirigentes del partido del Sol Azteca, que le entregaron toda clase de recursos económicos y lo hicieron famoso. Además, lo defendieron de sus “adversarios”

La traición está en los genes del tabasqueño, la cometió contra el Partido de la Revolución Democrática (PRD) institución política nacional que le heredó su patrocinador y ahora protegido Octavio Romero Oropeza, que cobra como director de Petróleos Mexicanos (PEMEX)

En suma, el “presidente” Andrés Manuel López Obrador es un gran mentiroso, ratero y traidor.



BLOG COMMENTS POWERED BY DISQUS