14
Fri, Dec

AUMENTA CUAJIMALPA SU PARQUE VEHICULAR PARA RECOLECCIÓN DE BASURA

Cuajimalpa
Con una inversión de 8.4 millones de pesos, el Jefe Delegacional de Cuajimalpa de Morelos, Miguel Ángel Salazar Martínez, entregó al personal del área de Servicios Urbanos, tres vehículos minicompactadores de residuos carga trasera, con una capacidad de 5.5 toneladas cada uno, para recolección, limpia y traslado de basura orgánica e inorgánica, de los pueblos de San Lorenzo Acopilco, San Mateo Tlaltenango y San Pablo Chimalpa, que por las vialidades tan reducidas y con pendientes algunas muy prolongadas, son de difícil acceso para los camiones recolectores.
Con una inversión de 8.4 millones de pesos, el Jefe Delegacional de Cuajimalpa de Morelos, Miguel Ángel Salazar Martínez, entregó al personal del área de Servicios Urbanos, tres vehículos minicompactadores de residuos carga trasera, con una capacidad de 5.5 toneladas cada uno, para recolección, limpia y traslado de basura orgánica e inorgánica, de los pueblos de San Lorenzo Acopilco, San Mateo Tlaltenango y San Pablo Chimalpa, que por las vialidades tan reducidas y con pendientes algunas muy prolongadas, son de difícil acceso para los camiones recolectores.
 
Estos camiones ligeros de carga cuentan con un sistema electrónico de compactación y beneficiarán a más de 15 mil personas.
 
Cuajimalpa es una demarcación que diariamente recolecta 576 toneladas de basura: 400 corresponden a residuos inorgánicos y 176 a residuos orgánicos.
 
En lo que va del gobierno de Salazar Martínez,  se han entregado 10 camiones recolectores de basura de nueva generación, 210 carritos metálicos con dos tambos plásticos de polietileno de alta calidad, con capacidad de carga de 100 a 120 kilos para personal del área de limpias, además de estos 3 nuevos vehículos minicompactadores que desde hoy se pondrán en marcha.
 
Con estas acciones, Miguel Ángel Salazar demuestra su compromiso para dar cumplimiento a la Norma 024, cumpliendo los 2 objetivos principales, reducir y separar la basura a fin de aprovechar los desechos y con ello, colocarse entre las primeras delegaciones de la Ciudad de México que más separan los desperdicios orgánicos e inorgánicos.