14
Fri, Dec

LA ENTREGA DEL PODER

Megalopolis
MEGALOPOLIS XXI

LA ENTREGA DEL PODER

ADÀN JUÀREZ

A ver, a ver…Carlos Salinas de Gortari, ya como presidente de la República dio un giro en la historia política del Partido Revolucionario Institucional: ceder posiciones políticas a la oposición, a
MEGALOPOLIS XXI

LA ENTREGA DEL PODER

ADÀN JUÀREZ

A ver, a ver…Carlos Salinas de Gortari, ya como presidente de la República dio un giro en la historia política del Partido Revolucionario Institucional: ceder posiciones políticas a la oposición, a través de la concertacesión.

En efecto, en 1988 ganó los comicios con el aparato del Estado, pero no la legitimidad. Y el PAN aceptó otorgársela. Después a regañadientes, Cuauhtémoc Cárdenas.

Víctor García Lizama, quien se desempeñó como director General de Aduanas, cuando Jesús Silva Herzog fungió como secretario de Hacienda y Crédito Público, entre otros cargos públicos, contó hace algunos ayeres a este escribano lo anterior y dio otros datos relevantes.

Hasta los años 80, cualquier candidato que llevara los colores del PRI ganaba en las urnas. No importaba que hiciera campaña o no. Contaba no sólo con todos los recursos económicos, sino con la estructura, los mecanismos legales y además daba “línea” sobre lo que debía o no hacerse.

Sin embargo todo ese poder viene del Presidente de la República. El PRI se convirtió desde su creación en una dependencia más del Ejecutivo Federal.

Así, Salinas de Gortari ofrece a los líderes del PAN, Luis H. Álvarez y Diego Fernández de Cevallos, sobre todo, no sólo reconocer los triunfos de gobernadores, diputados y senadores del blanquiazul, sino ayudarlos a ganar elecciones.

Y el primer beneficiado fue Ernesto Ruffo Appel. En forma discreta la maquinaria priista en Baja California se puso a trabajar… en contra de su candidato. Se rasuró el padrón electoral, se congelaron los recursos para los “cuadros” del partido; los funcionarios de casillas recibieron “línea”, y además se invitó a votar por el candidato panista.

En efecto, Salinas inició el proceso de entregar el poder político a la oposición, sin perder la Presidencia de la República. Empero, su decisión no fue una concesión gratuita. El PAN le ayudó a gobernar el país. Todas sus iniciativas de Ley fueron aprobadas en el Congreso y sus programas sociales, como solidaridad, tuvieron alcances inusuales.

A su vez, Ernesto Zedillo Ponce de León, en parte por compromisos con Washington y por la gobernabilidad, mostró generosidad con el PRD y PAN. Al primero le entregó la Ciudad de México y al segundo, la Presidencia.

Zedillo, durante su sexenio, debilitó al PRI, con su estrategia de la “sana distancia”, que consistió en bloquearle los recursos financieros y no presentarse en sus asambleas, entre otros.

Se supo también que, bajo la mesa, dio recursos financieros a la campaña de Vicente Fox, quien gozó de todas las prerrogativas oficiales. Mientras que el candidato del PRI, Francisco Labastida nadó a contracorriente, al grado que hace poco reconoció: me ganó Zedillo, no Vicente Fox, dijo.

Lo anterior viene a colación porque Enrique Peña Nieto, se dice en los sótanos del PRI, al igual que Salinas y Zedillo, pactó con anterioridad la entrega del poder. “En política no hay sorpresas, sino sorprendidos”, dicen.

La versión que manejan algunos cercanos a Aurelio Nuño, ex jefe de la Oficina de la Presidencia, consiste en que Luis Videgaray transmitió la idea a Enrique Peña Nieto de entregar la Presidencia, tal como lo hizo Zedillo, a la oposición, en particular a Andrés Manuel López Obrador y no a Ricardo Anaya. A este último, le vieron espolones con navajas.

Que Videgaray trajo la idea de Washington a mitad de 2017, luego de haberlo platicado con Jared Kushner, yerno de Donald Trump, nuevo inquilino de la Casa Blanca. Ya tendremos tiempo para contar los detalles.

Trump, inclusive hizo referencia, después del 1 de julio de 2018, a su buen “augurio” de que López Obrador sería Presidente.

Y lo mismo que ocurrió en el 2000, el PRI en 2018 navegó en la incertidumbre. Su candidato “ciudadano” fue un fracaso; el equipo de campaña daba palos de ciego; los recursos llegaron a cuentagotas en algunas zonas. En otras, nada…mientras que a Anaya lo atacaron hasta con la PGR a Andrés Manuel lo protegieron en todo, como en el caso del Fideicomiso para los damnificados.

Luis Videgaray Caso, hace bien en decir que se retira de la política y desde luego del PRI, donde lo señalan de traidor. Tendrá que irse del país, tal vez a un organismo financiero internacional. Viene la noche de los cuchillos largos. Seguiremos informando. (This email address is being protected from spambots. You need JavaScript enabled to view it.)

BLOG COMMENTS POWERED BY DISQUS