01
Tue, Dec

EL DOCTOR MUERTE

Megalopolis
A VER, A VER…El doctor Hugo López-Gatell pasará a la historia mexicana como “el doctor Muerte”, por los fallecimientos diarios de personas afectadas por el covi-19. Ya se le fue de las manos el problema.
A VER, A VER…El doctor Hugo López-Gatell pasará a la historia mexicana como “el doctor Muerte”, por los fallecimientos diarios de personas afectadas por el covi-19. Ya se le fue de las manos el problema.
Desde finales de febrero, López Gatell se cruzó de brazos y se hizo como el tío Lolo, ante el contagio masivo que se estaba ya manifestando en Italia, España, Francia, Alemania, y varios países asiáticos en particular China comunista, de donde surgió el virus mortal que se regó por todo el mundo.
Pero “el doctor muerte” no es el único responsable. De hecho el que “mueve la cuna” se llama Andrés Manuel López Obrador, quien al parecer disfruta con delirio supremo cómo mueren miles de personas, mientras él sigue en su eterna campaña para mantenerse en el poder, por los años que le quedan de vida, ahora con dinero del erario público.
-Hugo ¿Cuántos contagiados llevamos?– Sólo 190 mil- Y muertos?- Apenas 23 mil, pareciera comentar mientras sueltan ambos sonoras carcajadas que retumban en Palacio Nacional.
¿Es exagerado suponer lo anterior? A ver, López-Gatell sin ningún rubor maneja las cifras de muertos y contagiados “a contentillo”. Las críticas de expertos como Narro Robles y Julio Frenk, se le resbalan en la espalda.
Tales especialistas sostienen que no hay una estrategia gubernamental seria para abatir la pandemia.
López-Gatell, por órdenes de AMLO es “un cuenta muertos” en sus conferencias vespertinas, además de que ofrece cifras maquilladas.
Veamos. De acuerdo al modelo Centinela, que lo tiene en el archivo, el Instituto de Investigaciones Geológicas y Atmosféricas, con base en datos de la secretaría de Salud de los estados, este 22 de junio la cifra de contagiados ascendía a UN MILLÖN 692 MIL 512 personas, cuando el pasado 27 de febrero apenas había uno. Dicha información, aclaran, puede consultarse en iigea.com.
Además no se sabe realmente el número de muertos diarios, pues las cifras que manejan López-Gatell son de un mes o hasta dos meses, atrás.
O sea, los fallecimientos de hoy podrían darse a conocer en un lapso indeterminado, si es que los dan a conocer.
Y lo peor, muchos de los muertos por covi-19 fallecen en sus domicilios porque les niegan la atención en los hospitales, con el pretexto de que no cuentan con camas aunque en el discurso dicen que tienen hasta un 30% de disponibilidad.
A diferencia de otros países, en México Andrés Manuel juega con la salud y vida de los personas. Tal vez arrastra algún trauma de su adolescencia.
Sus frases engañabobos son un insulto a la inteligencia de los mexicanos: “Ya domamos la pandemia”; “Ya aplanamos la curva”; “Vamos requete-bien”…“Ya pueden salir todos”, demuestra su desprecio por la vida humana.
Hasta el momento de escribir este texto, López Obrador y López Gatell no han visitado ningún hospital del país para conocer de cerca las graves carencias y dotarlos de materiales e insumos para un mejor servicio.
Lo que sí hizo fue una simulación en un hospital vacío del ISSSTE en Morelos, donde acompañado por Cuauhtémoc Blanco que, por cierto gobierna la entidad con las patas, se tomó unas fotos con un trabajador que se hizo pasar por un paciente de covi-19, con lo cual trató de engañarnos.
Pero más tardó en prestarse a esa simulación, como otras muchas, que en lo que se dio cuenta la gente de la farsa. Y le llovió en su milpita con una serie de recordatorios del 10 de mayo, entre otras cosas, en las redes sociales.
Tampoco se ha reunido con médicos, enfermeras, enfermeros y trabajadores del sector salud para escuchar de viva voz sobre la labor humanista -ahí si cabe el término- y encabezar la lucha contra la pandemia que se extiende en forma dramática en todo territorio nacional.
Las prioridades de López Obrador, no son la salud ni la vida humana.
Está obsesionado por sus tres obras faraónicas: Tren Maya, refinería Dos Bocas y aeropuerto Santa Lucía, a las cuales canaliza alrededor de 500 mil millones de pesos. Pero dichas obras, según los que saben, son inviables en todos los sentidos, es decir son porquería
Y con el pretexto de la austeridad republicana, “chupa” grandes partidas presupuestarias de todos lados, incluyendo el de la ciudad de México para engrosar “su partida secreta” de cara a las elecciones del 2021 y 2022.
No, no es un estadista y sí un pésimo Presidente; está enfermo de poder. Pretende imponer su proyecto socialista-marxista a toda costa y tal vez heredarlo a uno de sus hijos, advierte Gustavo de Hoyos, dirigente de la Coparmex (Vaya Vaya, vaya, vaya)
BLOG COMMENTS POWERED BY DISQUS